Orígenes

SANGER

Corre el año 1919 la francesa región de Champagne, devastada por la phylloxera y la primera Guerra Mundial, debe reconstruir su patrimonio regional y se pone manos a la obra. La solución más evidente es continuar con el cultivo de la vid y para ello surge la necesidad de formar a las nuevas generaciones de viticultores.

Invadidos por su gran espíritu emprendedor, el matrimonio de comerciantes en Champagne, Louise Eugénie y Jules Arthur Puisard, que no tenían hijos, donaron sus numerosos bienes (capital, edificios, bodegas, terrenos) con una única condición, que fueran destinados a la apertura de una escuela en Avize.

Una donación que en 1919 dio como resultado el nacimiento a la Escuela de Viticultura de Avize conforme a los deseos del matrimonio.

etiqueta25 años más tarde, en 1952, 16 generosos viticultores formados por esta escuela decidieron acarrear una parte de sus vendimias con tal fin de permitir a los estudiantes y asi a las futuras generaciones de viticultores a aprender la elaboración del Champagne. Así nace la cooperativa “de los antiguos alumnos de la viticultura” y con ella el Champagne SANGER.

Por eso, la voluntad del Champagne Sanger es poner en valor esta singular identidad que le caracteriza y que le permite afirmar que es el único Champagne capaz de reunir tal riqueza de “savoir faire”, de patrimonio y diversidad del terruño.

Pero además de la historia, Champagne Sanger cuenta con una amplia gama de productos que ahora llegan a España, para posicionarse en los máximos niveles de calidad.

La diversidad de los orígenes de los aportes se acentuará año tras año y, así, las cuvées del Champagne Sanger han sido, son y serán el reflejo del terruño, los hombres y una voluntad común.